• Bienvenidos
  • Opciones de adopción
  • Ayuda
  • Videos y Testimonios
  • Noticias USA
  • radio tepeyac provida
  • radio semillas de fe
  • Puedes dar en adopción tu bebe....... mas información aqui.
  • En esta sección encontraras diferentes asociaciones, contactos y lugares de distintos tipos de ayuda
  • Videos, testimonios y mucho mas
  • Noticias sobre el aborto en USA
  • El Rosario Pro-vida es transmitido todos los Domingos a las 12pm en Radio Tepeyac
  • La voz Catolica de la Bahia!

Que dice la Iglesia Católica acerca del Aborto

Abortar o dejar nacer....

Lo que dice la Iglesia Católica

Por el Rev. P. Leander Dosch, OCSO

Nuestra nación no puede continuar cuesta abajo con el aborto,que está tan radicalmente en contra de nuestra historia, nuestra herencia y nuestros conceptos de justicia".

 El presidente Reagan no utiliza frases religiosas, sólo apela a la razón humana y llega a la misma conclusión que la Iglesia Católica

 En la exhortación apostólica, Familiaris Consortio sobre el papel de la familia cristiana en el mundo moderno, el Papa Juan Pablo II ha llamado nuestra atención a una verdad importante escribiendo:

 "Desgraciadamente el mensaje cristiano sobre la dignidad de la mujer halla oposición en la persistente mentalidad que considera el ser humano no como persona, sino como cosa, como objeto de compra venta, al servicio del interés egoísta y del solo placer; la primera víctima de tal mentalidad es la mujer".(No.24)13

 "Los católicos comprometidos tienen opiniones diversas sobre el aborto". Esta declaración apareció en el diario New York Times, el 7 de octubre de 1984. El anuncio fue patrocinado por el grupo de Católicas Por el Derecho a Decidir (CFFC por sus siglas en inglés y CDD por sus siglas en español); grupo que considera el aborto moralmente aceptable. El objetivo de esta organización y de sus simpatizantes, es crear tanto entre los católicos como entre los no católicos la impresión de que:

 

  • 1. La Iglesia Católica no tiene unidad de doctrina sobre si el aborto es una inmoralidad o no, y
  • 2. Históricamente la Iglesia Católica no ha sido consistente en su doctrina sobre el aborto.

 

Desafortunadamente, esta campaña ha sido aceptada por personas con poca información, tanto católicos como no católicos. Antes de considerar las declaraciones de Católicas Por el Derecho a Decidir, es necesari informar sobre dicha organización.

 

CFFC fue fundada en 1970. Su primer presidente fue Joseph O'Rourke, sacerdote jesuita expulsado de su comunidad religiosa en 1974. Desde el principio esta organización fue patrocinada ampliamente por compañías productoras de anticonceptivos o que se interesaban por el control de la natalidad. Además, esta organización tiene una relación estrecha con grupos a favor del aborto. Ninguna de estas compañías y grupos tienen conexión con la Iglesia Católica.1

 

Algunos miembros de la organización han tenido una conexión indirecta con la Iglesia Católica, pero el grupo como tal, no ha recibido apoyo o patrocinio de ningún obispo católico y por eso no puede proclamarse como una organización católica.

 

En este escrito vamos a considerar la enseñanza de la Iglesia, no las "opiniones" de quienes no aceptan la doctrina católica. Los obispos en unión con el Papa, constituyen el Magisterio de la Iglesia Católica, y si hay algo sobre lo que todos están de acuerdo, es el derecho a la vida de los no nacidos. Por el contrario de lo que alega CFFC, los católicos comprometidos apoyan esa enseñanza.

 

Lo trágico del aborto es que es irreversible. Cuando la salud o la integridad física se daña, la esperanza permanece tanto tiempo como permanezca la vida. Si el daño no puede ser completamente revertido a veces puede ser detenido, demorado o por lo menos aliviado por la tecnología médica moderna. No ocurre así con la muerte. Si le ocurre a un adulto o a un niño en el vientre materno, la muerte es siempre el final. No puede haber aborto parcial, ya que no hay estado intermedio entre la vida y la muerte.

 

Una madre no puede devolverle la vida a un niño que ha sido abortado. Después, ¡cuantas mujeres desearían hacerlo como fuera! La Iglesia Católica en su amplia visión y sabiduría se preocupa de evitar a la mujer esta agonía lamentable. La Iglesia proclama que no hay pecado imperdonable para Dios, pero ni siquiera este perdón puede cambiar el pasado.

 

En su esfuerzo por proteger la vida de los niños no nacidos la Iglesia es inflexible. Sin embargo, es considerada con las madres, sean casadas o solteras. En su enseñanza social urge a los miembros y a toda la gente de buena voluntad a proveer condiciones económicas y sociales, que ayuden a las madres a dar a luz a sus niños en condiciones de vida adecuadas y con seguridad económica.

 

En la exhortación apostólica, Familiaris Consortio sobre el papel de la familia cristiana en el mundo moderno, el Papa Juan Pablo II ha llamado nuestra atención a una verdad importante escribiendo:

 

"Desgraciadamente el mensaje cristiano sobre la dignidad de la mujer halla oposición en la persistente mentalidad que considera el ser humano no como persona, sino como cosa, como objeto de compra venta, al servicio del interés egoísta y del solo placer; la primera víctima de tal mentalidad es la mujer".(No.24)13

 

Indudablemente es la falta de respeto hacia la dignidad de la mujer lo que contribuye enormemente a la falta de respeto por sus hijos. La solidaridad humana funciona de esta forma: La degradación de la persona humana debido a su sexo, edad o raza eventualmente se extiende a la degradación de otros sectores de la humanidad.

 

Podemos decir positivamente, que el respeto hacia el no nacido lo promueven aquellos que trabajan por los verdaderos derechos de la mujer y por todas las personas que sufren discriminación.

 

Quizás no sea superfluo decir que el respeto de los verdaderos derechos de la mujer incumbe no sólo al hombre, sino también a la mujer. Por la ley de promedios, la mitad de los abortos resultan ser mujeres. Y quien vaya a pelear por los derechos de la mujer debe recordar a esas pequeñas también.

 

El Papa Juan Pablo II concluye esta sección de su exhortación apostólica con estas palabras:

 

"Estas y otras discriminaciones han sido deploradas con toda la fuerza posible por los Padres Sinodales. Por lo tanto, pido que por parte de todos se desarrolle una acción pastoral específica más enérgica e incisiva, a fin de que estas situaciones sean vencidas definitivamente, de tal modo que se alcance la plena estima de la imagen de Dios que se refleja en todos los seres humanos sin excepción alguna".(No 24)

 

Esta enseñanza ha urgido a los católicos a establecer organizaciones para asistir a las mujeres embarazadas que tienen dificultades. Un ejemplo es "Derecho a Nacer", fundado por Louise Summerhill de Toronto y que ahora trabaja en todo Estados Unidos, y en Canadá. La mayoría de las diócesis católicas tienen consejería para mujeres embarazadas y otras asistencias de acuerdo con sus recursos.

 

Está claro que todavía falta mucho por hacer. Al igual que nadie puede juzgar a una mujer que ha abortado, nadie puede sentirse tranquilo de haber hecho lo suficiente por las mujeres embarazadas y por sus bebés hasta que ellas encuentren las condiciones sociales y económicas que necesitan.

 

Si los millones de dólares que se gasta el gobierno para pagar abortos y para construir clínicas de abortos, fueran empleados en la ayuda de las mujeres embarazadas y sus bebés, esta necesidad podría ser enormemente reducida y al mismo tiempo Estados Unidos habría evitado la vergüenza de 27.000.000 abortos desde 1973; más de la población de los estados de Nueva York, Nueva Jersey y Rhode Island juntos.(Nota de redacción: En el 2000 llegan a 30 millones anualmente los abortos.)

 

"Ningún americano que razone, puede ser indiferente al aborto. Si la vida en un cierto momento ya no es inviolable, ¿por qué es inviolable en otro momento de su desarrollo? Si la vida humana en el vientre de la madre puede ser destruida, ¿qué lógica puede prevenir la destrucción de la vida de los enfermos en instituciones mentales, o los enfermos crónicos, de los que no "producen", los jubilados y otros quizá considerados como una carga para la sociedad? El derecho a la vida es el derecho fundamental. Cuando el derecho a la vida no es soberano y puede ser violado por cualquier razón, los demás derechos están también en peligro. "El aborto es el hacha en la raíz del árbol de los derechos humanos".14

 

 

 

CITAS:
1. Una historia concisa sobre CFFC por Richard Doerflinger, director asistente de la oficina de actividades Pro Vida, en la Conferencia Nacional de Obispos Católicos, en su artículo titulado ¿Quienes son los católicos pro libre elección? Publicado en la revista América, Nov. 16 1985 p. 312ss. 2. "El Aborto", Declaración de la Sagrada Congregación de la Doctrina de la Fe sobre el Aborto-Provocado. Actas y Documentos Pontificios. Ed. Paulinas S.A. 1a Edición, 1974. 3. Concilio Vaticano II, Documento sobre la Iglesia en el Mundo Moderno, Gaudium Spes, #51. 4. Religious Life, Carta del Instituto de Vida Religiosa, P.O. Box 41007, Julio-Agosto 1992, reimpresa por Catholic Transcript, Hartford, C.T. 5. Para mayor información sobre la historia legal de los derechos a la privacidad yo estoy en deuda con una segunda parte de este ensayo, "La Privacidad y La Suprema Corte", por Stephen Krason, J.D. Ph. D. en Ethics and Medics, Enero y Febrero 1989, una publicación de Pope John Center, 186 Forbes Rd, Braintree, Mass. 02184; y el libro Life and Death with Liberty and Justice, por Germain Grisez y Joseph M. Boyle, Jr, Universidad de Notre Dame, Indiana, 1979. 6. "Anticonceptivos" significan aquí cualquier acción anterior a, durante o después de las relaciones sexuales, dirigida al único propósito de prevenir la concepción. Se incluye el uso de sustancias químicas por ejemplo: la píldora antiovulatoria, Norplant, espermicidas, métodos preservativos como preservativos, diafragmas, esterilización por cirugía e interrupción del coito. 7. "El Aborto". Declaración de la Sagrada Congregación de la Doctrina de la Fe sobre el Aborto-Provocado. 1a Edición. Ed. Paulinas, 1974.(No. 20) 8. Al hacer una lista de los derechos de la familia frente al estado, en Familiaris Consortio, el Papa Juan Pablo II, incluye "el derecho al ejercicio de la responsabilidad con respecto a la transmisión de la vida y ...el derecho a la intimidad conyugal y la vida familiar" (No. 46). Cuando los gobiernos han interferido en materia de intimidad, usualmente ha sido para perjuicio de la familia, como con la esterilización y el aborto forzados. 9. The Tidings, periódico arquidiocesano, Los Angeles, Ca., Diciembre 28, 1984 . 10. Ver por ej. Henry Davis, S.J., Moral and Pastoral Theology, Sheed and Word, 1938, Vol IV, p. 169ss.: "La matriz puede, en ciertas enfermedades, ser extirpada, si es necesario, incluso cuando está vivo el feto viable. La muerte del niño no está nunca prevista, ese no es el método empleado para matar los fetos; este es un método para salvar primero a la madre, con el resultado accidental de la muerte del feto. La diferencia entre estos casos de los directamente dirigidos al aborto como la craniotomía (estirpar o cortar la cabeza) no requiere mucha reflexión", Davis continúa tratando el embarazo ectópico así como otros problemas relacionados con el embarazo. 11. "El Aborto" Ibidem.#14. El documento "Instrucción sobre el Respeto de la Vida Humana en sus Orígenes y sobre la Dignidad de la Procreación", responde a ciertas preguntas de hoy. Trata sobre temas que surgen de la tecnología médica moderna, tales como los procesos terapéuticos, la experimentación con embriones humanos y la fertilización artificial, tanto homóloga (entre esposo y esposa) como heteróloga (involucra una tercera parte). Este documento está publicado en castellano por Ediciones Paulinas. 12. Prairie Messenger, Publicación católica semanal en Muenster, Sask., Canadá, 25 de septiembre de 1983. 13. Familiaris Consortio, #24. De la traducción en inglés del Vaticano, publicada por Ediciones San Pablo. 14. John R. Quinn, "Aborto: el hacha en la raíz de los derechos humanos", revista América, 1 de abril de 1989. Nota: Esta es la traducción de un librito titulado "Abortion or birth and the Catholic Church" publicado por su autor, el Padre Leander Dosch, OCSO, Abbey of the Holy Trinity, Huntsville, Utah, 84317. Fue traducido por Samuel Porras, Seminarista, Arquidiócesis de Atlanta, Pro Life Office, Catholic Center 680 West Peachtree Street, Atlanta, GA.30308. Se reproduce con la autorización del autor. Nihil Obstat: Rev. Mr. Owen F. Cummings Imprimatur: + Most Rev. William K. Weigand, Obispo de Salt Lake City, Noviembre 10, 1993.

 

 

 

 

 

2175